Después de dormir como las hueas un lirón, la Loreto llegó al cuchitril donde nos estábamos quedando como a las 13:00 hrs, despertándome para que la acompañara a comer alguna…

Después de aquella fatídica caída, donde me hice cagar el cráneo, tuve que pasar en esa linda posta por un pinchazo de Dipirona, su yodo en la herida, y era.…