Asi es pajeros y pistoleras varias, y no nos referimos al bailecillo de mierda aquel que sirve de excusa para que las gordas se estimulen el batraceo en las discoteques.