Ya habíamos quedado estupefactos sabiendo que Sean Connery gustaba del bondage para ahora, más encima, encontrarnos con esta terrible realidad que ocultaba al mundo como un galán machote: Sean connery…