En el chavo del 8, había un personaje despreciable,no por gordo, aunque eso siempre ayuda, si no que por ser un pedante y mal nacido hijito de papá, quién pensaba…

Ya lo habíamos dicho, pero nadie nos escucho… Tratamos de hacerlos tomar conciencia, pero prefirieron vivir sus vidas tercermundistas globalizadas… Quisimos ser una voz de alerta, pero nos desecharon… Finalmente…