Los viejos, hoy sinónimo placer, locura y pasión. El siglo XXI trajo consigo innumerables cambios para la sociedad: Teléfonos inteligentes (más que algunas personas al menos), pendejas que los sueltan…