Como todos saben (y si no, mátense) cada cuatro años el mundo celebra lo que los iletrados y estúpidos auquénidos metamorfoseados periodistas denominan «la fiesta más grande del deporte»: El…