Y así, finalmente luego de un no tan extenso pero sí penoso período de acusaciones infundadas, originadas por laos desvaríos de la mente senil de una vieja puta, el embaucado…

“Malena, ¿Qué es eso de que no eres Obstetra? No quiero que me mientas!” “Ay, no te tengo que dar ningún tipo de explicaciones.” “Cómo que no, hueona culiá, puta…