Cuando pensabamos que la pobla no podía entregarnos un weón más humillado y con una voz tan de mierda como Edmundo Varas, aparece en nuestras vidas Mono... un perrito que…